jueves, 1 de abril de 2010

Capítulo 10: Chile con mi padre (1ª Parte)

Hola a tod@s:

Como habéis podido descubrir, los que no lo sabíais, mi padre vino a vernos después de los terremotos, para que yo estuviera tranquila. Y no sabe como se lo agradezco.... ha sido el mejor regalo que me podía hacer. Cuando me lo dijo no me lo podía creer, que felicidad....

Y claro, me fui corriendo a comprarle los muebles para la habitación.... jajaja, como no habíamos tenido invitados, lo habíamos dejado pasar.Después de asegurarme la chica de la tienda que el día 17 de marzo, día que llegaba mi padre, íbamos a recibirlos, adivinar que??????, que no los trajeron hasta el 18, por tanto mi pobre padre tuvo que dormir en el colchón hinchable, en el que ya dormimos Antonio y yo, por la misma razón. Menos mal que estaba muy cansado.

Fuimos a recogerlo al aeropuerto, llegaba a las 7 de la mañana a Santiago, cuando Tyra y Duca, mis perritas, le vieron..., menuda alegría, no se separaban de él, y Duca como no podía ser de otro modo, le estuvo lavando las manos, jaja. Beta no le conocía pero enseguida se hizo inseparable de él, y de todas sus cosas, que en cuanto se descuidaba, nos la veíamos bajando las escaleras con su "tesoro", jaja.
El mismo día que llegó le llevamos a la FeliCur (Feria/Mercado de Curicó), le encantó, para los que no lo sepáis mi padre es vegetariano y por tanto ese es el lugar ideal puesto que hay muchas fruta, verdura.... y a unos precios..... muy baratos. Ya haré un día un texto de la Felicur, ya que es muy curioso.

Durante el tiempo que ha estado aquí mi padre fuimos de excursión a muchos sitios:

La primera excursión fue a un pueblo que se llama los Queñes, y al "Volcán Planchón". Impresionante, es precioso, pero no os podéis ni imaginar el camino, ufffff, estuvimos subiendo los Andes por una carretera que os puedo asegurar que no cabían 2 coches, menos mal que eramos los únicos locos que fuimos. En determinados momentos tenían que bajar y quitar piedras del camino, con el terremoto había habido desprendimientos..... Pero os puedo asegurar que el lugar vale la pena, es PRECIOSO, no hay palabras para describirlo. Vimos Cóndores, ovejas, caballos salvajes,... y los paisajes, sin comentarios, lo podéis ver vosotros mismos. El volcán Planchón tiene 3.977 metros, se encuentra en el interior de Curicó, localizado en la frontera entre Chile y Argentina. Es un volcán activo, aunque actualmente está pasivo.

En una de las fotos podéis observar como Beta (la "peque" pasea a Tyra (la "grande"), es buenísimo. Cada vez que les pongo las correas, ella quiere pasearlas, las hace subir por las escaleras, ir por donde ella quiere..... si ahora hace esto con ellas, cuando crezca no quiero ni pensar como las va a llevar, jaja.

El resto de las vacaciones, las encontrareis en .... el siguiente capítulo.

Un besito
Rosana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada