domingo, 13 de febrero de 2011

Viaje a Villarrica- Pucón

Hola a tod@s:

Espero que este capítulo os guste, a mi me parece muy interesante a la vez que impresionante. Os voy a contar un viaje que hicimos a El Salto de Laja, Pucón y Villarrica. Supongo que os deja igual, pero ¿qué os parece sí os digo que el volcán Villarrica es el más activo de toda sudamérica?....

Bueno, vamos allá...

El día 18 de septiembre, es el día de la "Chilenidad", fiesta grande de Chile. Se celebra con ferias, asados, bailes de cueca, etc. Nosotros decidimos irnos para el sur en moto, pero al final optamos por el coche ya que tuvimos la noticia de que un pequeñajo venía de camino. Estamos hablando que desde donde vivimos, Curicó, hasta Pucón son 700 km, con que..

De camino dormimos en "El Salto de Laja", donde como podéis ver tenían hasta pavos reales, los cuales eran perfectos para las fotos que parecían postales.

El Salto de Laja es famoso por sus sorprendentes caídas de agua, las medidas de las cuales son; las dos primeras 55 metros y las otras dos 30 y 40. Como veis en la foto el agua cae con muchísima fuerza.

El "Salto de Laja" está ubicado en la VIII región, la denominada "Región del Bío Bío". Chile a diferencia de España que se divide por Comunidades Autónomas, está dividido por Regiones, por ejemplo donde vivimos pertenece a la VII región, llamada "Región del Maule". En total hay 15 regiones, de Norte a Sur.
De camino hacia Pucón y Villarrica pasamos por un lago precioso, llamado Lanalhue.
En esta región encontramos enormes superficie ocupadas por bosques, sobretodo de pino Radiata, Eucaliptus, etc.

...Y por fin, llegamos a Villarrica y Pucón, pertenecientes a la IX región, denominada "Región de la Araucania".

La ciudad de PUCÓN en su origen fue un cuartel de defensa del territorio tanto contra los mapuches (indios de la zona) como contra los argentinos, que expulsaban a los indígenas de su país, empujándolos a territorio chileno.
Nosotros dormimos en un hotel de Pucón, el propietario era español.

Como veis en las fotos la madera es la materia prima principal de la zona, hasta los carteles son de madera, se vende mucha artesanía de madera, sobretodo madera de raulí (que es la que tiene color rojizo). En una de las fotos vereis muchas flores, parece una floristeria, pues no lo es, es una tienda de artesanía. Todas las flores que veis son artesanales están hechas de mimbre dejado a secar y trabajado con una especie de “máquina sacapuntas”.

Una cosa curiosa es el semáforo de alerta volcánica, el cual se encuentra en la municipalidad. Es interesante leer lo que indica para cada color, para ello podéis pinchar sobre la foto y se os agrandará. Tuvimos suerte que en la fecha que estuvimos estaba en verde, aunque el volcán estaba muy vivito y fumarolando, jaja.
































En la población de Villarrica puedes ver una serie de tallas de madera impresionantes. Entre ellas destaca la escultura “raíces” obra de Joel Lopez tallada in situ en un gran tronco de coigüe.

Existe un museo mapuche donde podemos visitar una casa mapuche, llamada ruka. Son casas tradicionales cuyo armazón es de troncos y están cubiertas de paja, son consideradas por los Mapuche como la posesión doméstica más importante.
Un producto típico de la zona y asociado al pueblo mapuche son los piñones araucanos. Los cuales tienen una historia interesante.

Cuenta la leyenda que desde siempre los mapuches consideraban el pino araucano como un árbol sagrado, lo veneraban y no comían sus piñones. Rezaban a su sombra, ofreciéndole regalos: carne, sangre, humo y hasta conversaban con él y le confesaban sus malas acciones.
Ocurrió una vez que, durante varios años en toda la comarca hubo gran escasez de alimentos y los nativos pasaban hambre; morían, especialmente, niños y ancianos. Ante esta situación los jóvenes marchaban del lugar en busca de alimentos, pero volvían con las manos vacías. Un día, uno de los jóvenes buscando comida se encontró un anciano de larga barba blanca que estaba esperándolo.

-¿Qué buscas hijo? -le preguntó.
-Alimento para mis hermanos que se mueren de hambre, y no he encontrado nada.
-¡Tantos piñones que ves por el piso bajo los pehuenes!, ¿No son comestibles?.
-Los frutos del árbol sagrado son venenosos, abuelo -contestó el joven.

Y el anciano de barba blanca lo miró sonriente mientras le dijo con firmeza:
-Hijo, de ahora en adelante los recibiréis como un don.

Dicho esto, el anciano desapareció en la bruma. Y el joven, asombrado, siguió su consejo. Recogió en su manto gran cantidad de piñones y los llevó al cacique de la tribu explicándole lo sucedido. Enseguida se reunieron todos en asamblea y aceptaron el consejo del anciano, así desde ese día desapareció la escasez y todos los años cosechaban grandes cantidades de piñones que guardaban bajo tierra y se mantenían frescos durante mucho tiempo.

Cada día, al amanecer, con un piñón en la mano o una ramita de Pehuén, los mapuche rezan mirando al cielo.

No direís que no es educativo el blog ehhh?, como dice el refrán "Nunca te acostarás sin saber una cosa más". Podeís ver en la foto una piña con sus piñones, no tienen nada que ver con los españoles, estos son muy grandes.

Bueno, por último vamos al esperado Volcán de Villarrica.

La leyenda cuenta que según las creencias mapuches, los volcanes constituian el hogar de Pillán, padre fundador de las razas y linajes, y cuando entraban en erupción era porque desataba su ira por algún comportamiento inadecuado de ellos. No le temían realmente, sino que le procesaban un respeto natural como de hijos a padre y lo invocaban con sacrificios y ofrendas para hacerle peticiones de diversa índole. Además de humo, temblores y lava, el Pillán expresaba su ira con los truenos y los relámpagoss.

Los incas, por su parte, tenían la costumbre de ofrecer cada año el sacrifio de 10 doncellas para evitar la furia del volcan.

Chile tiene más de 2.900 volcanes, de los cuales 80 registran actividad, estando en la zona sur, donde vivimos, los más activos del país. ¡Qué bien! Chile posee el 15% de los volcanes activos del mundo, entre todos destaca el Villarrica con 64 erupciones a lo largo de su "activa" historia. Por todo ello no podiamos dejar de visitar este volcán, jaja, es impresionante la fumarola que presenta constantemente, y por la noche se ve la lava como salta, lo podeis ver en las fotos.

Nos contaba una geóloga que un volcán en principio es unas superficie plana y que según el número de erupciones que presenta se va haciendo más alta la montaña. El volcán Villarrica tiene 2.847 metros de altura, con que imaginar... Este volcán está activo y su cráter es de tan solo 200 m de diámetro. Presenta a su vez un lago de lava de 1.250 Cº, con el terremoto paso de estar la lava a 400 mts de profunidad a 100, con que imaginar.....

En Pucón hay un centro de esquí. Imaginar poder esquiar encima de un volcán activo, aumenta la emoción ¿no?.

Además de ver el volcán y las impresionantes vistas del lago, visitamos las cuevas volcánicas las cuales tienen 700 metros de longitud. Estas cuevas son lenguas de lava por dentro, impresionan, os lo puedo asegurar. Habia una zon a de la cueva que le llamaban la cueva de chocolate, estaba apetecible, jaja.

Cuando ya nos veniamos fuimos a visitar 3 saltos de agua, llamados; Salto de Palguín, Salto de la China y Salto del León, también eran muy bonitos.


Bueno simplemente despedirme de vosotros, y esperar que no os haya cansado el texto, que esta vez era un poco largo.

Un besito.
Rosana













































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada