lunes, 9 de agosto de 2010

Capítulo 19: Vuelta a Los Queñes/Planchón

Hola chic@s:

Este fin de semana hemos vuelto a la nieve, pero esta vez a "Los Queñes", lo cual está camino al Volcán "El Planchón".

Primero que nada, paramos a comer a un sitio que se llama "Pizzeria Oassis", con terraza incluida. No es la primera vez que la visitamos, cuando estuvo mi padre en Chile también comimos allí, aunque esa vez eran las 4 de la tarde. La carta es muy corta, pizzas y ya está. Mi padre eligió un"una pizza-ensalada", ya que llevaba la verdura ("porotos" judías, tomate, cebolla, queso, "choclo" maíz) encima de la pizza.

Nos pasó una cosa graciosa, antes de comer yo fui al baño a lavarme las manos pero sólo pude que mojármelas, ya que no había jabón. A continuación Antu y mi padre me imitaron, pero cuando llegaron les alían las manos a jabón, ¿Cómo era eso posible?, les pregunté sí en su baño había jabón y me dijeron que no, pero que como había detergente encima de una lavadora, que estaba a la entrada de los baños, cogieron de allí, jajaja. Es que en Chile te puedes encontrar cualquier cosa. Esta vez seguía sin haber jabón y tampoco salia agua, con que...

Pero aunque el sitio no sea lo que viene llamándose lujoso hay que decir que las pizzas están riquísimas, y la señora es muy amable. Bueno, pues eso, primero a coger fuerzas y luego a la nieve a hacer un poquito de ejercicio.

Estaba todo precioso, con mucha nieve, y había muchísima gente, los cuales habían decidido pasar "El día del Niño" allí. En chile se celebra este día y a los niños se les regalan juguetes, también es tradición volar el "volantín" (cometa). El hijo de Teresa, Pancho, tiene una cometa que no es muy grande pero sin embargo tendríais que ver lo grande que es el rollo del hilo, jaja. Aquí los críos se lo pasan genial con los "volantines".

Bueno, no nos liemos. Esta vez fuimos a la nieve totalmente equipados y no pasamos nada de frío. El día anterior habíamos estado en Santiago y nos compramos todo el equipamiento. No subimos mucho porque era tarde y no queríamos que se nos hiciera de noche, pero algún montecillo subimos. Fijaros en las fotos de Beta, sólo se le ve corriendo, Tyra también disfrutó, pero Duca no le gustaba nada de nada, en cuanto me senté en la nieve se me puso encima para no mojarse las patas, me ha salido muy señorita, jajaja.

El cielo estaba superblanquito se confundía con las montañas, se ve que estaba nevando a más altura. La verdad es que "Los Andes" son IMPRESIONANTE, que maravilla, no os lo podéis perder. ¿Conoceis el libro titulado "1.000 lugares que hay que ver antes de morirte"? pues os aseguro que "Los Andes es uno de ellos".

Bueno aquí os esperamos.
Un besito
Rosana













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada